Yucatán tiene un legado histórico como pocos territorios en el mundo. En sus inmediaciones se yerguen majestuosos centros ceremoniales, ciudades capitales y bellos edificios de piedra labrada y arquitectura perfecta. 

La cultura maya se encuentra viva, no sólo por su esplendor y majestuosidad en cada uno de los rincones de las zonas arqueológicas donde habitaron grandes grupos de habitantes antes de la conquista de los españoles, sino que sigue latente en las comunidades ubicadas en diferentes puntos del Estado, en donde todos sus habitantes hablan su lengua original maya y realzan las tradiciones que sus ancestros les dejaron como herencia y de la que durante milenios hemos podido disfrutar de su magnífico legado; una vez que tienes la oportunidad de recorrer sus sacbés, conocerás sus imponentes pirámides y esculturas majestuosas que cuentan secretos muy interesantes. Te aseguro que recorrer cada zona arqueológica será una aventura única, podrás conocer centros ceremoniales, importantes personajes y grandes edificios de piedra labrada impecables, como si el tiempo no hubiese pasado por ellos.

Chichén Itzá, Uxmal, Ek Balam, Dzibilchaltún y Mayapán, entre muchas otras, son la herencia de una de las más grandes civilizaciones del mundo. Los mayas revelan sus registros milenarios, secretos, caminos y maravillas ante los visitantes que se adentran en sus dominios.

  • Las zonas arqueológicas del estado abren todos los días del año en un horario de 8 a 17 horas.

Existen 18 zonas arqueológicas con acceso al público,  listas para ser visitadas por los amantes de la historia y la cultura.