Por su posición geográfica natural, Yucatán ofrece un escaparate perfecto para el turismo náutico: cuenta con marinas y puertos de abrigo, así como un puerto de altura de gran calado, instalaciones hoteleras y un bello espectáculo natural.

Es el sitio perfecto para un paseo en bote de vela, un picnic en alguna playa virgen, o bien un atardecer suave anclado en los astilleros con todas las comodidades.